Inicio Sociedad Derechos Acabemos con la vigilancia masiva en Internet

Acabemos con la vigilancia masiva en Internet

4 minuto leer
0
0
145

Los internautas nunca llegamos a pensar que la vigilancia masiva de los gobiernos y corporaciones para poder controlarnos fuera a ser tan ansiada para ellos. Siempre pensamos que Internet era un lugar ideal para la comunicación humana, para tener un acceso libre a todo el conocimiento y sobre todo, que, como se trataba de algo que habíamos construido entre todos, no podían arrebatarnos su control.

Sin embargo, en unos pocos años, el crecimiento del acceso a Internet y el gran aumento de su uso para más labores cotidianas, ha ido convirtiendo un lugar virtual a un entorno a efectos legales, físico.

A este pequeño efecto lo llamo: la “conveniente” regulación de la Red.

Así como existen gobiernos de países muy belicistas, que no se han privado de ninguna guerra, en el mundo real, no podían dejar pasar la ocasión de mostrar su prepotente presencia también en este ámbito.

Controlando lo incontrolable

¿Cómo lo hacen? Pues simplemente capturando hasta el último paquete de datos que pasa por los grandes sistemas terrestres y aereos de telecomunicaciones, para saber qué es lo que realizamos mientras estamos en Internet.

Esto sería una labor costosa si las agencias espía no tuvieran la amable colaboración de los ISP, algunas empresas tecnológicas de servicios gratuitos o la complicidad de los vendedores de software y hardware.

Las telecos han estado colaborando con una agencia norteamericana que realiza la violación más flagrante de la privacidad a seres humanos jamás conocida, desde hace muchos años. Lo que Edward Snowden ha demostrado no hace tanto, nos ha llegó con años de retraso -a algunos- porque la vigilancia masiva e indiscriminada siempre ha estado ahí.

Los I.S.P de Internet proporcionan una amplísima vista de águila sobre sus propios usuarios, que les pagan para poder conectarse a Internet, mientras, sin ningún escrúpulo venden su información de navegación a terceros a sus espaldas.

Aunque evidentemente, no lo admitirán jamás, las empresas tecnológicas que ofrecen servicios “gratuitos”, a cambio venden tu información al mejor postor.  En este grupo están las redes sociales (que almacenan increíbles bases de datos con muchísima información -datos, video e imágenes- de sus usuarios) y las compañías de marketing y publicidad dirigida.

Finalmente están los indispensables. Los vendedores de hardware y software mayoritarios a los que no les preocupa aportar datos sobre cualquier usuario a nivel mundial al gobierno que lo necesite bajo algún pretexto poco importante.

El problema se encuentra en que citando palabras como “terrorismo”, “tráfico” y demás, se puede obtener la vida entera de una persona.

¿No tenemos otra forma de controlar a presuntos traficantes y terroristas que espiándo (convenientemente) a todo el mundo en Internet?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

¿Cuánto cuesta un buen currículum en España?

En el currículum que muestra la web de la Comunidad de Madrid sobre Cristina Cifuentes, fi…