La Red (1995) de Irwin Winkler, protagonizada por Sandra Bullock fue taquillera pero más que nada premonitoria. He aquí un análisis escena a escena.

En la posiblemente mejor película de la carrera de Sandra Bullock, un thriller sin paliativos, una analista de software que trabaja desde su casa para una compañía de informática, ve cómo su identidad es eliminada y suplantada por la de otra mujer perteneciente a un grupo de cibercriminales llamados “pretorianos”.Estos peligrosos delincuentes informáticos van tras Angela (Sandra Bullock) porque tiene en su poder un diskette que pertenece a los “Pretorianos”. El diskette se lo hace llegar por Federal Express un compañero de empresa, que será la primera víctima mortal de los “Pretorianos”. El diskette da virtualmente acceso a cada empresa u organismo que se desee pudiéndose modificar los datos allí existentes, tal y como alteraron los datos digitales de nuestra heroína, Angela Bennett y previamente los de un senador, con el objetivo de asesinarle.

Es decir, los “Pretorianos”, tienen una puerta trasera. Cada sistema informático protegido por “GateKeeper”, un programa de “seguridad infalible” en uso por el gobierno,  incorpora un virus troyano controlado por los ciberdelincuentes.

De la fantasía a la ciberdefensa de los estados y el aislamiento

Una trama en la que con un ordenador se podía borrar la identidad de una persona o, como hicieron los “Pretorianos”, atacar el “New York Stock Exchange” o controlar los sistemas del Aeropuerto Internacional de Los Angeles parecía inverosímil en 1995.

Sin embargo, no sólo el ciberterrorismo, hoy visto con preocupación por los países avanzados tecnológicamente, si no el tema subyacente del aislamiento asociado al uso de las tecnologías de la información son ya una realidad.

I.R.L – En la vida real

De modo que Angela, no tendrá otra opción que salir al mundo real y buscar ayuda. Primero recurre a su antiguo amor, un despreocupado psiquiatra también víctima de los asesinos. Por otro lado, sus amigos del IRC no resultan ser de gran ayuda, en parte por que los malos de la película asesinan (una vez más, sí) al que realmente sabe quienes son y puede ayudarla. Todo para dejar a Angela y lo que sabe sobre el troyano fuera de juego.

Cómo no, su pericia al teclado le saca de esta red de asesinatos y suplantación de su identidad tras reunir pruebas sobre lo que hace el programa de “seguridad” “GateKeeper” y la empresa tapadera de los “Pretorianos”, Microsistemas Gregg. Incluso envía información al F.B.I sobre las identidades de estos cibercriminales.

Con los criminales detenidos y una vez que recupera su identidad, con la lección aprendida, el final de “La Red” nos vuelve a plantear el problema del aislamiento debido al abuso de Internet. Esta vez mostrando a Sandra Bullock, Angela, apagando su ordenador y disfrutando de su jardín con su madre. Es la escena final.

Si alguna vez ves el “símbolo Pi” en el pie de una web, no lo pulses. Corre.

Mural de recuerdo: La Red en imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Maratón Linuxero emite hoy su evento de 9 horas en directo sobre Software Libre

Maratón Linuxero, emitirá hoy 3 de septiembre, desde las 15:00 hasta las 24:00 (hora españ…