Un grupo de hackers rusos “hackearon” las redes informáticas de los Ministerios de Asuntos Exteriores y Defensa alemanes, según la agencia alemana de noticias DPA. Se comenta en los diferentes medios que hay pruebas de que los autores del ataque extrajeron información de esta red. Se cree que es el mismo grupo que ya atacó al Parlamento Alemán en 2015, el APT28. Este grupo está estrechamente ligado al Kremlin según varios países entre los que se encuentran Estados Unidos o Japón.

El software espía del “Advanced Persistent Threat 28”, pasó desapercibido en los servidores alemanes durante un año. Sin embargo, el Ministerio del Interior ha asegurado en un comunicado que el ataque ha sido:

Aislado y controlado por el Gobierno federal.

La brecha creada por APT28

Los servicios secretos alemanes detectaron la intrusión en diciembre, pero ya llevaba en funcionamiento desde hacía un año. La creencia generalizada es que los autores de éste ataque de máxima importancia son el APT28 también conocido como “Fancy Bears”. El presidente ruso niega todo tipo de injerencia rusa a traves por medios digitales siempre que se dan estos ataques. Están sembrando el caos después de haber “hackeado” muchos intereses rusos el los últimos años. En Alemania han rechazado hacer declaraciones sobre la autoría del ataque.

Ataque al parlamento en 2015

Hace unos años, durante el ataque al Bundestag de 2015, se hackearon más de 1 millón de correos electrónicos de políticos. En esa ocasión la Agencia de Inteligencia Alemana sí que denunció a Rusia como la autora de toda una oleada de cyberataques contra sus sistemas informáticos. Al mismo tiempo, también fue víctima el partido para la Unión Demócrata Cristiana de la canciller Angela Merkel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Basalt Software crea una linea de sistemas operativos basados en Linux para las empresas rusas

Esta noticia, publicada en el diario ruso Vedomosti hace un tiempo, informa de las inversi…